Publicado por Pablo Guerrero y Holly Koehler

2 de julio de 2014

Holly Koehler es la vicepresidenta de políticas y divulgación de ISSF, y Pablo Guerrero es el coordinador de temas relacionados con el atún del océano Pacífico oriental para la Iniciativa de Pesca Inteligente del Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF), con sede en Ecuador. 

Delegados de todo el mundo se darán cita pronto en Lima (Perú) para la reunión anual de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT). Este órgano directivo es responsable de la gestión de los recursos atuneros del océano Pacífico oriental (EPO) y es el más antiguo del mundo. Las prácticas óptimas, tales como el logro de una cobertura íntegra por parte de observadores en buques cerqueros y una completa recogida de datos, han sido la norma aquí durante bastante tiempo, lo cual ha hecho de la CIAT un líder en muchas áreas de gestión de pesquerías sostenibles. Aun así, como es el caso de todas la OROP del atún, las naciones pesqueras deben seguir mejorando y fortaleciendo sus esfuerzos para gestionar los recursos vitales de su región con el fin de mantenerse al día en relación con normativas internacionales en evolución y con las expectativas de mercado.

Atún de aleta amarilla, atún patudo y atún de aleta azul

El WWF y la ISSF consideran loables los pasos que ya ha dado la CIAT con el fin de controlar los stocks de atún de aleta amarilla y de atún patudo en el océano Pacífico oriental. Aunque esta iniciativa parece estar dando resultado, los stocks y la medida necesitan más tiempo. Tanto la ISSF como el WWF instan a los miembros de la CIAT a seguir con la actual medida de conservación tal como está durante un año más, hasta enero de 2015. Tanto ISSF como WWF están instando a los miembros de la CIAT a prolongar la actual medida de conservación durante un año más, hasta enero de 2015. No obstante, existe cierta incertidumbre con respecto a las evaluaciones de los stocks, por lo que los miembros deberían ordenar al personal científico de la CIAT el desarrollo de una asesoría sólida sobre gestión que haga frente a las incertidumbres para 2015 y de ahí en adelante, así como estar preparados para implementar medidas más severas en 2015.

La situación del atún de aleta azul del Pacífico es diferente. La última evaluación y proyecciones reiteran que el stock está drásticamente reducido, que la mortalidad de los peces sobrepasa todas las proxys razonables de la Fmsy y que las actuales medidas de ordenamiento adoptadas por la WCPFC y la CIAT son insuficientes para frenar la sobrepesca y permitir el restablecimiento del stock. La ISSF y el WWF apoyan firmemente la recomendación del personal científico que dicta que las capturas comerciales de atún de aleta azul del Pacífico en el océano Pacífico oriental en 2014 no superen las 3,154t (es decir, la cantidad estimada de capturas comerciales en 2013), y que las capturas no comerciales en 2014 no superen las 221t.

Reglas de control de recolección (HCR) y puntos de referencia

En primer lugar, con una gestión adecuada, la sobrepesca no debería ser nunca un problema. Todos los stocks de atún de la región se beneficiarían si se contara con puntos de referencia bien definidos y con reglas de control de recolección predeterminadas. La idea subyacente es sencilla: los científicos hacen uso de los datos más recientes disponibles para determinar cuánto atún se puede pescar de cada stock y en qué momento debe reducirse la pesca. Las naciones pesqueras pueden utilizar dichos puntos de referencia para determinar qué debe pasar automáticamente si un stock alcanza su punto límite. Las medidas acordadas por adelantado permiten su inmediata puesta en práctica. Dado que las OROP sólo se reúnen una vez al año y que a veces los asuntos políticos impiden o retrasan los acuerdos sobre acciones necesarias, se precisa un desencadenante que ajuste el sistema de ordenamiento pesquero y que asegure que los stocks nunca se vean sometidos a sobrepesca.

Instamos a la Comisión a establecer este año de modo interino puntos de referencia objetivo y límite por especie específica. Asimismo, instamos a la Comisión a adoptar la recomendación realizada por su personal para el establecimiento de una regla HCR con la finalidad de prevenir la sobrepesca y restablecer los stocks cuando éstos se reduzcan drásticamente. Asimismo, dado que reconocemos que existen ciertas incertidumbres, pedimos que en 2015 se pongan a prueba esta regla HCR y puntos de referencia interinos para confirmar su solidez con respecto a las principales incertidumbres sobre la evaluación, tal como la relación stock-reclutamiento.

Capacidad

La región del Pacífico oriental no es inmune a los problemas de sobrecapacidad. A pesar de que la CIAT lleve ventaja al resto de las OROP al contar con un registro cerrado de buques –lo cual significa que no se pueden añadir nuevos buques a la región–, esto es sólo el comienzo. Las naciones miembro deben ahora esforzarse por reducir finalmente el número de buques autorizados para la pesca del atún en el Pacífico oriental. Felicitamos a la CIAT por celebrar este año el taller de expertos técnicos sobre la capacidad pesquera de las flotas atuneras. La ISSF y el WWF apoyan firmemente las recomendaciones del taller a fin de fortalecer el Plan para el Ordenamiento Regional de la Capacidad Pesquera de 2005 e instan a los miembros a que las pongan en práctica.

Este marco debería tener en cuenta asimismo la trasferencia de capacidad –la cual puede tomar varias formas más allá de los buques–, de naciones pesqueras desarrolladas a naciones costeras aún en desarrollo. Recientemente, la ISSF –con la participación del WWF, los Secretariados de las OROP, operadores de buques, la industria de procesamiento de atún, estados desarrollados y en desarrollo, entidades académicas, la FAO y el Banco Mundial, entre otros–, organizó un taller con el objeto de iniciar un diálogo entre las partes interesadas en este tema. Se puede acceder al informe del taller aquí:http://iss-foundation.org/resources/downloads/?did=522; pensamos que los resultados del taller pueden contribuir al avance de la gestión de la capacidad pesquera en las OROP atuneras.

Mientras tanto, los miembros de la CIAT pueden tener un efecto inmediato, ordenando el uso de identificadores de buque únicos, tales como los números OMI, a todos los buques que figuren en su registro. Estos números siguen al buque de región en región, ayudan a eliminar la pesca ilegal, no denunciada y no regulada (pesca IUU) y permiten un recuento exacto del número de buques a los que se permite pescar atún. El WWF y la ISSF instan a la CIAT a seguir el ejemplo de la IOTC, la CICAA y la WCPFC, y requerir números OMI a todos los buques que figuren en el registro regional de buques de la CIAT.

Gestión de dispositivos de concentración de peces (FAD)

Reconocemos el considerable avance realizado gracias a la adopción por parte de la CIAT de la Resolución C-13-04 referente a la gestión y divulgación de información sobre dispositivos FAD. Sin embargo, esto es sólo el primer paso. La ISSF y el WWF instan a los miembros a proporcionar estos datos a partir del 1 de enero de 2015, según se establece en la Resolución, y a proporcionar análisis detallados de los patrones de uso de los dispositivos FAD y de las “capturas por esfuerzo” de sus flotas. También apoyamos la recomendación realizada por el personal para brindar información detallada sobre boyas satelitales con fines científicos e instamos a la Comisión a adoptar un sistema de marcas para la identificación de dispositivos FAD específicos.

Tiburones y capturas incidentales

En cuanto a los tiburones y las capturas incidentales, la CIAT podría realizar importantes avances. Los tiburones afrontan una situación problemática a nivel mundial, y el océano Pacífico oriental no es ninguna excepción. Instamos a la CIAT a adoptar las propuestas presentadas por la Unión Europea con objeto de prohibir la retención de tiburones sedosos y requerir que no se separen las aletas de ninguno de los tiburones capturados. También apoyamos las prácticas óptimas de manipulación recomendadas para las rayas mobúlidas. Los buques palangreros deben usar también medidas reductoras para proteger a las aves marinas amenazadas, algo que otras tres OROP atuneras ya han exigido. Estamos pendientes de que la CIAT informe acerca del avance realizado en la prevención de la captura incidental de tortugas marinas según lo descrito en las directrices de la FAO.

Pesca IUU, transparencia y cumplimiento normativo de las OROP

Si la CIAT adoptara todas estas medidas, solamente constituiría la mitad de lo que se necesita para un ordenamiento pesquero eficaz, el cual exige medidas fundamentadas en conocimientos científicos, ejecutadas de un modo eficaz y observadas por todas las naciones. Por ello apoyamos las propuestas de la Unión Europea acerca de las medidas de estados portuarios y la reforma del sistema de monitoreo de buques de la CIAT. Estas medidas de monitoreo, control y vigilancia (medidas MCS) ayudan a combatir las actividades de pesca ilegal, no denunciada y no regulada (pesca IUU) en el agua, evitan que la pesca IUU llegue al mercado y garantizan que todas las naciones se atengan a las mismas reglas.

Lo importante es que la revisión regular del rendimiento y del cumplimiento normativo, tanto al nivel de las OROP como de los miembros, hace que todo esto se convierta en realidad. Hasta la fecha, los miembros de la CIAT no se han puesto de acuerdo en cuanto a los términos de la revisión del rendimiento de las OROP, y esto es algo que se debe lograr de inmediato. La CIAT es la única OROP atunera que aún no ha realizado una revisión del rendimiento; otras OROP ya se están preparando para realizar una segunda revisión.

Asimismo, la CIAT debe esforzarse por mejorar la transparencia que rodea a la revisión del cumplimiento de las obligaciones que tienen las naciones miembro y las naciones cooperantes que no son miembros. Nos desilusionó que el informe del Comité Revisor de 2013 no estuviera disponible hasta comienzos de 2014 y que no incluyera un resumen de la información sobre el cumplimiento normativo de cada miembro, tal como entendimos que establecía el acuerdo al que se llegó en Veracruz el año pasado. Instamos a la CIAT a que aumente la transparencia de su proceso de evaluación del cumplimiento normativo mediante la adopción de enmiendas a la Resolución C-11-07 (por ejemplo, hacer públicas las respuestas de los miembros en áreas identificadas como de incumplimiento) e incluir en el informe del Comité Revisor detalles referentes a cada miembro y a las áreas de incumplimiento de los CNM, así como sus recomendaciones para afrontar dicho incumplimiento.

Las naciones pesqueras, así como los estados costeros, se benefician de estas pesquerías y, como resultado de ello, tienen la responsabilidad de colaborar y actuar en favor del interés común; además, esa obligación conlleva el poder de actuar. El WWF y la ISSF esperan que la semana próxima, en Perú, se ejerza el poder de actuar. Quedamos a la espera de poder dar noticias del logro de un progreso sustancial. Seguiremos colaborando conjuntamente con todas las delegaciones de la CIAT durante las reuniones de esta semana para obtener resultados positivos en pro de los atunes y los ecosistemas del océano Pacífico oriental. ¿Por qué? Porque los peces son importantes.

 

Puede descargar la declaración de posición de ISSF sobre la CIAT en 2014 aquí: http://iss-foundation.org/resources/downloads/?did=532